Manolo Torres

Periodista

 

En el barrio La Madrid los funcionarios han encontrado casas en estado de abandono, expuestas a ser invadidas

Diversas problemáticas ha tenido que enfrentar el programa de Villavivienda durante el desarrollo de sus funciones en estos últimos años de gobierno. A lo largo de este 2019, por ejemplo, se han logrado las capturas de tres personas que se dedicaban a estafar a los ciudadanos, haciéndose pasar por funcionarios de la Alcaldía de Villavicencio para así ofrecer supuestos cupos o beneficios que permitían obtener viviendas de interés social a cambio de sumas de dinero.

Algo que resulta insólito, ya que la entidad ha reiterado varias veces que no cobran recursos económicos para iniciar el proceso de adjudicación de las viviendas. Es así como muchas familias se han visto afectadas por estos hechos, ya que algunas han llegado a perder millonarias sumas de dinero.

Ahora, otra problemática se ha relevado entorno al programa de Villavivienda, encabezado por Felipe Suescún. Según lo informado por fuentes oficiales, se dará inicio a una segunda fase de sellamiento de viviendas por incumplimiento a las normas establecidas.

El gerente de la entidad explicó que gracias a los estudios de censo habitacional realizados en los últimos meses por parte de Villavivienda, se logró evidenciar que múltiples casas se encuentran deshabitadas y nunca han sido ocupadas por sus propietarios. Además de esto, Suescún agregó que “se detectó que varias de ellas han sido arrendadas o vendidas a terceros, mientras otras permanecen deshabitadas por sus propietarios o titulares, exponiéndose a que sean invadidas por extraños, como ha sucedido en otros casos”.

Con estas jornadas de censo buscaban verificar el estado de las viviendas que han sido entregadas durante los últimos tres años. Por otro lado, el gerente dio a conocer que a su despacho llegan frecuentemente quejas y denuncias por parte de los vecinos del barrio La Madrid, donde indican que las residencias están vacías o han sido abandonadas por sus propietarios. Así mismo, señalan los casos de algunas que fueron ocupadas por extraños, lo cual vulnera a las normas establecidas.

Ante esta situación, Suescún indicó que las familias que habían sido favorecidas con los subsidios perderán este beneficio y serán revocadas del programa, ya que están violando la norma al dejar de habitar la casa antes de cumplir los diez años o de entregarla por un precio comercial a terceros.

“Vulnerar el artículo 21 de la Ley 1537 del 20 de junio de 2012 es causal de restitución al Estado del subsidio familiar de vivienda que les fue asignado”, subrayó el gerente.