Omar Camargo 
Periodista

Esta semana se conoció el caso del presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Playa Rica, en La Macarena

La Fuerza de Tarea Conjunta Omega informó que sus tropas brindaron protección al presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Playa Rica, en el municipio de La Macarena, Gustavo Pérez y a su familia, víctimas de amenazas de hombres armados que llegaron hasta su finca y como no encontraron al líder social, le dejaron mensajes amenazantes con su hija de 14 años.

La Fuerza Omega dice en un comunicado que estas personas fueron amenazadas “por integrantes al parecer del grupo armado organizado residual Estructura 40 que delinque en esta zona del país”, pero la defensora de derechos humanos en Villavicencio, Islena Rey, dijo que el informe que ella recibió no habla de disidencias de las Farc sino de un grupo paramilitar.

El Ejército informó que con la Personería, la Comisaría de Familia y las alcaldías de La Macarena y San Vicente del Caguán activaron la ruta de protección, para brindar la atención necesaria a este líder social.

La Fuerza de Despliegue Rápido, la Fuerza Aérea Colombiana y la Personería ingresaron a la zona y evacuaron a la esposa e hijas del líder hasta el municipio de La Macarena, donde fueron recibidas por la Comisaría de Familia para continuar con la ruta de protección.

Simultáneamente, en San Vicente del Caguán se brindó seguridad al líder para que pudiera reencontrarse con sus seres queridos. El presidente de Asojuntas en La Macarena, Delio Franco, asegura que este año van más de 20 homicidios en ese municipio.

Michel Forst, relator especial de Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de derechos humanos, presentó su informe el pasado lunes en Bogotá donde dijo que “las personas más en riesgo en la era posterior al Acuerdo de Paz son líderes sociales y comunitarios, y miembros de las presidencias de las juntas de acción comunal […] En particular son expuestos quienes apoyan las políticas derivadas del Acuerdo de Paz, como el Programa Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (Pnis), y que reclaman la restitución de tierras”. Al problema de los líderes sociales de La Macarena se suman otros como la intensa deforestación por ampliación de la frontera agrícola, tráfico de madera y la apropiación de tierras.

Lo último