Inauguran exposición de campesinos

[et_pb_section bb_built=»1″ _builder_version=»3.16.1″ custom_padding=»0px|||» next_background_color=»#000000″][et_pb_row][et_pb_column type=»3_4″][et_pb_image _builder_version=»3.19.9″ src=»https://llanosietedias.com/wp-content/uploads/2019/03/campesinos.jpg» align=»center» force_fullwidth=»on» /][et_pb_text admin_label=»Autor» _builder_version=»3.19.9″ header_5_font=»sansapro|700|||||||» header_5_text_color=»#000000″ header_5_font_size=»12px» header_6_font=»sansapro||||||||» header_6_font_size=»10px» border_width_left=»10px» border_color_left=»#d51317″ header_6_line_height=»0em» custom_padding=»5px|||5px» saved_tabs=»all»]

María Isabel Barragán 
Periodista

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»Texto de la noticia» _builder_version=»3.19.9″ text_font=»centuryef-book|100|||||||» header_4_font=»centuryef-book|600|||||||» text_font_size=»18px» header_4_font_size=»22px»]

Soledad, abandono y al mismo tiempo la esperanza son los elementos de esta obra

El rigor del país que nos duele está retratado en la serie ‘Campesinos en gavilla’, de la artista barranquillera maestra en artes de la Universidad del Atlántico, Nury De La Hoz Henríquez. La serie es una visión de la constante sensación de abandono, pero que al mismo tiempo genera la fuerza resiliente para seguir adelante.

De acuerdo con Marlio Ninco Medina, curador de la exposición, las obras son vivencias cotidianas sin distingo de región, son signo de la transparencia del campesino que es abducido por la ciudad y despojado de su dignidad, son denuncias a la impunidad social que ve de soslayo su necesidad, pero que lo requiere indiscutiblemente para su subsistencia.

“A pesar de que su colorido caribe está presente en la obra, denota de manera intencional el aparente descuido y la simpleza de los trazos, simbolizando la tristeza, la indiferencia, con un dejo de ira interna que asoma constantemente tras cada pincelada”, describe Ninco.

 El experto agrega que sus figuras poco detalladas obligan a detenerse en cada obra para encontrar el sentimiento profundo, que desde lo más íntimo de su ser representa el claro concepto que no vemos o no queremos ver, es la realidad que nos golpea a diario y que nos enceguece por la costumbre.

“De la Hoz plantea en su obra un compromiso serio con la materia prima de nuestra sociedad, denuncia repetitivamente la tragedia social del campesino, pero también nos muestra su fortaleza para asumir la vida y continuar por el arduo camino cercado por los espejismos de sus anhelos”, afirma el experto en arte.

Por su parte, la propia artista dice que “la soledad, el desamparo, la violencia, el caos y contradictoriamente la esperanza, son los elementos de mi obra”. Para ella, ‘Campesinos en gavilla’, más que una serie que expone el trabajo esforzado y constante del campesino, es la muestra explícita e implícita del despojo paulatino de tierras por parte del feudalismo colombiano que obliga al campesino a marcharse de su entorno como se observa en la obra Migraciones y no le queda otro recurso que sobrevivir en las grandes ciudades de la venta informal como se aprecia en Gertrudis.

 «La composición de mi obra a su vez, es un llamado a la ecología: Mango -caos, Réquiem para un río, Tan bueno como la papa son obras, por ejemplo, que traducen las malas políticas ambientales, la cultura extractiva, el uso del glifosato y la deforestación; todos estos desmanes frente a la mirada triste y marginada del campesino.

 La artista asegura que, en general, todo va correlacionado y llega al mismo punto: el campesino sin tierra, sin recursos, violentado entre dos fuegos de los cuales no es protagonista, pero es obligado a serlo, como lo muestra Sin trincheras, perdido en la soledad de un desierto, sin alimento, (Campesino en gavilla) sin posibilidades de ser visible frente a la mirada indiferente de todos.

 «No obstante, está la esperanza: Como en un principio, Sonia la tejedora, Artesana de sueños y By -Pass, son obras exponentes de ese otro campesino que aún recrea, sueña y visiona una Colombia mejor que para asumir su compromiso con la historia, necesita una cirugía a corazón abierto.

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_4″][et_pb_code admin_label=»Mas populares» _builder_version=»3.17.6″ custom_padding=»15px|10px|15px|10px» saved_tabs=»all»]

Las más Leidas

  1. ¿Qué lugar ocupa la Unillanos en el ranking de Universidades 2020?
  2. Declarados como objetivos militares
  3. A la cárcel por abusar sexualmente de su propia hija en Vichada
  4. Infraestructura para el Meta
  5. Remiten caso Uribe a Corte para que defina bajo qué ley se desarrolla

[/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section bb_built=»1″ fullwidth=»off» specialty=»off» prev_background_color=»#000000″][et_pb_row custom_padding=»0px|0px|0px|0px» _builder_version=»3.16.1″ background_color=»#d41317″][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Titulo lo ultimo» _builder_version=»3.16.1″ text_font=»absaraheadot|700|||||||» header_font=»absaraheadot|700|||||||» header_text_align=»center» header_text_color=»#d41317″ header_font_size=»43px» header_font_size_tablet=»30px» header_font_size_phone=»20px» header_font_size_last_edited=»on|tablet» header_line_height=»0.2em» background_color=»#ffffff» border_width_right=»20px» border_color_right=»#aec90b» border_width_left=»20px» border_color_left=»#aec90b» custom_margin=»|33.33%||33.33%» custom_padding=»4px|||» custom_margin_last_edited=»on|phone» custom_margin_phone=»|10%||10%||true» saved_tabs=»all»]

Lo último

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»3.16.1″ module_alignment=»center» border_color_top=»#d80e15″][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_blog admin_label=»Blog x 4″ posts_number=»4″ show_author=»off» show_date=»off» show_pagination=»off» module_class=»ds-grid-blog-solotexto» _builder_version=»3.17″ body_line_height=»1.5em» meta_text_color=»#d80e15″ saved_tabs=»all» custom_padding=»30px|||» include_categories=»2,6,9,3,5,4,7″ /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Contenido Relacionado