Taraira perdió a sus líderes en accidente

[et_pb_section bb_built=»1″ _builder_version=»3.16.1″ custom_padding=»0px|||» next_background_color=»#000000″][et_pb_row][et_pb_column type=»3_4″][et_pb_image _builder_version=»3.19.9″ src=»https://llanosietedias.com/wp-content/uploads/2019/03/taraira.jpg» align=»center» force_fullwidth=»on» /][et_pb_text admin_label=»Autor» _builder_version=»3.19.9″ header_5_font=»sansapro|700|||||||» header_5_text_color=»#000000″ header_5_font_size=»12px» header_6_font=»sansapro||||||||» header_6_font_size=»10px» border_width_left=»10px» border_color_left=»#d51317″ header_6_line_height=»0em» custom_padding=»5px|||5px» saved_tabs=»all»]

Omar Camargo 
Periodista

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=»Texto de la noticia» _builder_version=»3.19.9″ text_font=»centuryef-book|100|||||||» header_4_font=»centuryef-book|600|||||||» text_font_size=»18px» header_4_font_size=»22px»]

La alcaldesa, su esposo Beto y el comerciante Alejandro Fonseca eran personas reconocidas allí.

La caída del viejo DC-3 de la empresa Láser el pasado sábado es la segunda gran tragedia para Taraira, un pequeño pueblo ubicado en la frontera con Brasil donde viven cerca de 400 colonos y más de 1.000 indígenas. La primera fue la minería.

En la década de los 80, miles de forasteros llegaron a Taraira en busca de oro. Uno de ellos era Beto Araque, quien le contó al programa Aislados que llegó en 1988 desde Cúcuta. “El día que entré a esa selva, a los 10 minutos me quería devolver”. A la mayoría solo les preocupaba encontrar oro, pero Beto y otros pocos colonos comenzaron a pensar en la pista para que llegara un avión y a un costado, el pueblo. ¿Qué hay en una ciudad grande? se preguntaba Beto. Biblioteca, colegio, calles pavimentadas, acueducto, hospital… eso fue lo que construyeron junto a la pista. Julio Quintero, habitante de Taraira, le dijo al programa de Señal Colombia que “aquí no he visto una obra que quede a medias”.

 Cuando el Gobierno Nacional decidió que la minería debería ser una actividad legal, la gente se fue a Brasil a rebuscarse. Los pocos que se quedaron en Taraira crearon su propia asociación de mineros (Asomiva) pero fueron desplazados por la canadiense Cosigo. La autoridad minera colombiana concedió en 2008 dos títulos mineros a la empresa canadiense Cosigo, uno para buscar oro en 9.973 hectáreas y otro de 2.010 hectáreas que abarcaba parte del Parque Nacional Natural Yaigojé-Apaporis por lo que fue revocado al año siguiente.

 “Yo nunca voy a Canadá a pretender un pedazo de tierra de ustedes, ¿por qué vienen acá a apropiarse de lo de nosotros?”, les dijo una indígena a los representantes de la gran empresa minera. Beto Araque era el esposo de la alcaldesa de Taraira, Doris Lizet Villegas Chará. Ambos fallecieron junto con su hija Catalina y otras 9 personas que venían en el DC-3 hacia Villavicencio.

La alcaldesa, una afrometense que se crió en el barrio Popular de Villavicencio, había hecho rendición de cuentas el pasado 22 de febrero en Taraira. Juan Pablo Pardo, productor general de Aislados, que se grabó el año pasado para Señal Colombia, escribió en Youtube: “Taraira, Vaupés, es uno de los capítulos de la nueva temporada de nuestra serie Aislados.

No hubiera sido posible realizarlo sin el cariño, la entrega, la generosidad, y los relatos maravillosos de Beto y su esposa Doris, la alcaldesa del municipio; dos seres cálidos y solidarios, que hoy junto a su hija perdieron la vida en el avión en que tantas veces viajaron a su tierra, el mismo en que nos transportamos nosotros, pues en esa Colombia profunda y olvidada no existen más alternativas”. “Compartimos el capítulo como nuestro más cariñoso, sentido y sincero homenaje a estos seres tan maravillosos que dejaron huella profunda en nuestras vidas… todo nuestro cariño y gratitud eterna para Doris, Beto, su pequeña, y para Taraira que hoy los llora”. Los restos de las 14 personas que fallecieron cuando el DC-3 de matrícula HK 2494 cayó el sábado en una plantación de palma en San Martín, están siendo identificadas en la sede del Instituto de Medicina Legal en Villavicencio y posteriormente son entregados a sus familias.

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_4″][et_pb_code admin_label=»Mas populares» _builder_version=»3.17.6″ custom_padding=»15px|10px|15px|10px» saved_tabs=»all»]

Las más Leidas

  1. El drama de una familia en Medellín por red de pedofilia en TikTok
  2. Ejército confirma segunda masacre en el sur del país
  3. A la cárcel por abusar sexualmente de su propia hija en Vichada
  4. Cae banda que torturaba a mujeres con fines de explotación sexual
  5. Nairo y su equipo son investigados por sospechas de dopaje

[/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section bb_built=»1″ fullwidth=»off» specialty=»off» prev_background_color=»#000000″][et_pb_row custom_padding=»0px|0px|0px|0px» _builder_version=»3.16.1″ background_color=»#d41317″][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Titulo lo ultimo» _builder_version=»3.16.1″ text_font=»absaraheadot|700|||||||» header_font=»absaraheadot|700|||||||» header_text_align=»center» header_text_color=»#d41317″ header_font_size=»43px» header_font_size_tablet=»30px» header_font_size_phone=»20px» header_font_size_last_edited=»on|tablet» header_line_height=»0.2em» background_color=»#ffffff» border_width_right=»20px» border_color_right=»#aec90b» border_width_left=»20px» border_color_left=»#aec90b» custom_margin=»|33.33%||33.33%» custom_padding=»4px|||» custom_margin_last_edited=»on|phone» custom_margin_phone=»|10%||10%||true» saved_tabs=»all»]

Lo último

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»3.16.1″ module_alignment=»center» border_color_top=»#d80e15″][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_blog admin_label=»Blog x 4″ posts_number=»4″ show_author=»off» show_date=»off» show_pagination=»off» module_class=»ds-grid-blog-solotexto» _builder_version=»3.17″ body_line_height=»1.5em» meta_text_color=»#d80e15″ saved_tabs=»all» custom_padding=»30px|||» include_categories=»2,6,9,3,5,4,7″ /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Contenido Relacionado