Manolo Torres

Periodista 

 

Con los recursos recaudados buscan promover proyectos sobre aprovechamiento de residuos sólidos en la ciudad

A partir de este mes de octubre, los ciudadanos deberán empezar a pagar una nueva tarifa en el recibo mensual de los servicios de aseo ofrecidos por la empresa Bioagrícola en la ciudad de Villavicencio. El nuevo costo responde al cobro del Incentivo al Aprovechamiento y Tratamiento de Residuos Sólidos (IAT) promovido por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio a través del Decreto 2412 del 24 de diciembre de 2018.

Allí se establece que el cobro del incentivo se implementará en todos los municipios y departamentos del país, en donde tengan integrados proyectos de aprovechamiento viables dentro del Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos (PGIRS), el cual está establecido en la normatividad vigente.

En el decreto se específica que los recursos que salgan del incentivo serán destinados al desarrollo de infraestructura para la actividad de aprovechamiento del servicio público de aseo, como separación en la fuente, recolección, transporte, recepción, pesaje y clasificación de residuos sólidos. De igual forma los recursos buscarán apoyar a los prestadores y recicladores de oficio que se hayan organizado bajo la Ley 142 de 1994, la cual promueve su formalización e inclusión social.

En el caso de Villavicencio, Bioagrícola ha anunciado que los recursos recaudados por el incentivo IAT serán girados al municipios y buscarán apalancar los proyectos de tratamiento puedan ser factibles dentro de la normatividad establecida por el Gobierno Nacional.
La empresa ha dejado claro que este incentivo se empezará a ver reflejado a partir de la cancelación del mes de septiembre con pago en octubre de 2019. El precio de la tarifa podría variar entre 359 y 624 pesos y será pagada por los usuarios residenciales del 1 al 6. Por otro lado, la gerente de Bioagrícola, Marbel Astrid Torres Pardo, especificó que los usuarios comerciales pagarán según las toneladas aforadas que tengan asociadas.

Adicional a esto, la gerente deja claro que este cobro se suma a ciertas variaciones en el valor del servicio de aseo, las cuales han sido identificadas por los usuarios de Villavicencio en los últimos meses. Siguiendo esta normatividad, Bioagrícola está obligada a facturar y recaudar estos recursos para luego trasladarlos a las nueve organizaciones de recuperadores y recicladores que se encuentran activos.

Los apoyos monetarios serán entregados dependiendo de las toneladas de materiales reportados mensualmente por las asociaciones ante la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios. Las empresas prestadoras de servicio público de aseo que quieran acceder a los recursos del IAT deberán radicar sus proyectos ante la entidad correspondiente antes del 30 de marzo de cada año. Luego serán evaluados por el Comité del Incentivo. La asignación de los recursos se hará anualmente dependiendo de los montos recaudados.