El ‘zorrillo apestoso’ y personajes que ya no caben en el mundo actual

El ‘zorrillo apestoso’ y personajes que ya no caben en el mundo actual

Algunos dibujos animados ‘chapados a la antigua’ están siendo ‘cancelados’ por la sociedad. Esto ha generado polémica en los últimos días pues unos aprueban la cancelación de estas caricaturas mientras que otros rechazan está decisión.

Sin embargo, con el paso de los años y las cancelaciones de los ‘shows’ televisivos, se han empezado a analizar ciertos comportamientos que se transmitían en vivo sin inconveniente, pero actualmente, con los nuevos mecanismo de pensamiento y las nuevas bases del mundo del entretenimiento, son considerados inapropiados.

Muchas series no representan un riesgo, sin embargo, hay personajes dentro del programa que sí han creado polémicas por sus actuaciones y representaciones que, desde la caricatura, buscan ‘normalizar’ comportamientos violentos o dañinos para los miembros de la sociedad.

Aquí le mostramos algunos casos de personajes de caricaturas que ya no tendrían un espacio en la actualidad. Personajes que, recordados por unos, ignorados por otros, ‘envejecieron mal’.

Pepe Le Pew

La polémica actual respecto a este personaje del universo de los ‘Looney Tunes’ se desató después de que el columnista de ‘The New York Times’, Charles Blow afirmara que el personaje contribuye a la ‘cultura de la violación’.

Blow argumentó por medio de su cuenta en Twitter que: “los lectores se volvieron locos porque dije que Pepe Le Pew fomentaba a la cultura de la violación, veamos:

1. Él agarra/besa una chica/ extraña repetidamente con o sin su consentimiento y contra su voluntad.

2. Ella lucha con todas sus fuerzas para alejarse de él.

3. Cierra una puerta para evitar que ella se escape”.

El personaje apareció en pantalla por primera vez en 1945, en el programa ‘Kitty Odor-able’. Esta fue una caricatura de ‘Warner Bros’, de los ‘Looney Tunes’, dirigida por Chuck Jones.

Speedy Gonzales

Otros de los personajes criticados por el columnista de ‘The New York Times’ fue Speedy Gonzales, ya que según él, contribuye a pensamientos racistas sobre los mexicanos.

Blow argumentó las opiniones que se han formado a lo largo de los años. El querido ratón representaba una imagen negativa de ciudadanos mexicanos al hacer supuestas mofas sobre cómo cruzaban la frontera para robar queso de los Estados Unidos. 

El personaje era ampliamente reconocido por su astucia, rapidez e inteligencia y también hacía parte de las caricaturas de los ‘Looney Tunes’.

Los picapiedra

Una de las series clásicas que más se recuerda alrededor del mundo es la de Los Picapiedra. 

Sin embargo, el contenido que albergaba no era específicamente dirigido para niños, por lo tanto, no se emitía en un horario familiar. 

En la misma serie se presentaban comerciales donde los cavernícolas hacían publicidad a los cigarrillos Winston, empresa que presentaba a la animación. 

Aunque con el paso del tiempo se fue eliminando ese contenido, varios comentarios apuntan a que el tipo de comedia que se utilizaba en el show estaba casi siempre enfocado a normalizar estereotipos machistas.

Pucca


Según informó ‘El Heraldo’ de México, a raíz de la controversia por la exigencia de ‘cancelar’ al ‘zorrillo apestoso’, usuarios en redes sociales replican que programas de televisión como ‘Pucca’ también deberían ser eliminados. 

Según informó el medio, en las imágenes del programa, la protagonista se caracterizaba por ‘acosos’ y por no permitir que su coprotagonista Garu pudiese realizar sus actividades favoritas sin que ella estuviese presente. 

La serie se emitió por primera vez en 2006, en ‘Jetix’, extinto canal de programación infantil.

Apu

Uno de los personajes más icónico de Los Simpson es Apu Nahasapeemapetilon, un inmigrante de la India. En muchas ocasiones este comerciante ha representado múltiples polémicas al ser ilustrado como un hombre lleno de estereotipos. 

Según informó ‘BBC’, en 2017 el comediante indioestadounidense Hari Kondabolu presentó el documental ‘El problema con Apu’, en el cual distintos actores, comediantes y escritores americanos indicaron que el personaje reflejaba algunos estereotipos raciales. 

En la memoria de quienes han visto la serie están varios de los estereotipos ligados al personaje y es una de las razones por las que se han presentado debates en torno al manejo de las historias que protagoniza Apu.

Maestro Roshi

El sabio maestro de Goku, uno de los personajes más queridos por varias generaciones de niños y adultos, se ha visto enredado en polémicas a lo largo de los años debido a algunos de sus cuestionables actos.

Según informó el ‘Broadcasting Ethics and Program Improvement Organization’ (BPO), un servicio encargado del seguimiento de las faltas morales en la programación japonesa, un grupo de madres se acercó con una fuerte denuncia en contra del personaje

“En una serie de anime, hay escenas donde un hombre mayor toca a mujeres jóvenes y trata de ver en su ropa interior contra su voluntad. Estas escenas no aportan nada a la historia. Veo el programa con mi hijo, pero considero inapropiado mostrar esto en un anime”, aseguró una de las mujeres.

Betty Boop


Las críticas a Betty han llovido desde la cancelación de ‘Red Hot Mamma’, uno de los cortos de Betty Boop, de 1934 (que se viralizó en redes sociales por supuestamente ser ‘blasfemo’), hasta capítulos censurados por promover contenido racista.


Esta caricatura ha sido foco de comentarios y opiniones divididas con respecto al contenido que se producía en cine.

Johnny Bravo

Este personaje ha sido foco de críticas debido a su personalidad. 

De acuerdo a varios comentarios de usuarios en redes sociales, y quienes además en su momento fueron televidentes del show, Bravo representaba una imagen de hombre machista. 

En Twitter se pueden hallar comentarios que afirman: “no me gusta ser políticamente correcto, pero ese programa Johnny Bravo… era un tanto sexista”. 

Muchos comentan, incluso, que Johnny Bravo representaba el ‘sexismo’ y bien pudo haber sido cancelado después del piloto. 

Vale destacar que Jhonny, de alguna manera, recibió ‘una lección’.

En un capítulo, el personaje se convierte en mujer y tiene que vivir en su propia carne el acoso callejero que él mismo lleva a cabo hacía a las mujeres. 

Con esta experiencia logra comprender que es una práctica incorrecta y deja una especie de moraleja: él estaba cometiendo un error al promover los piropos a las mujeres en las calles y su cosificación. 

Contenido Relacionado