REDACCIÓN SIE7EDIAS
 

Por cuenta del cierre de este sector de la vía, muchos viajeros se arriesgaron a movilizarse por zona rural de Guayabetal

La vía Guayabetal-Mesa Grande se convirtió en una alternativa para quienes viajaron durante el cierre del Km 58, entre Villavicencio y Bogotá. A pesar de no ser una vía reconocida como alterna por cuenta del gobierno Nacional, la travesía por este camino de herradura fue la opción que cientos de personas se atrevieron a abordar.

Para tomar esta vía y llegar a la capital del país se necesitaba un presupuesto aproximado a los 45 mil pesos, con un tiempo estimado de 3 a 4 horas, teniendo que realizar varios trasbordos y que vivir varias situaciones, las cuales no fueron impedimento para que estas personas se movilizaran por allí.

Según quienes conocen la vía, esto se debía hacer en vehículos aptos para el viaje y conducidos por personal que conociera el terreno, con el fin de que no se corriera ningún riesgo. Quienes transitan por allí, lo hacen bajo su propia responsabilidad.
La travesía

Con la intención de viajar a Bogotá, el viaje inicia en Villavicencio, tomando los camperos que se ubican junto a la Cruz Roja, que se dirigen hasta Pipiral, con un valor de cuatro mil pesos. Una vez en Pipiral, se toma otro vehículo hacia la plaza de Guayabetal, donde por organización del municipio se disponen unos despachadores que organizan el viaje hasta Mesa Grande, hasta allí también cuesta entre cuatro y cinco mil pesos.

Para llegar hasta Mesa Grande hay que esperar que se complete un cupo y pagar un pasaje por 20 mil pesos, pasando por carreteras de alto riesgo (aunque se trabajan en obras de ampliación), son angostas, destapadas y completamente empinadas, lo que hace necesario que sean transitadas por conductores conocedores.

Una vez arriba a Mesa Grande se debe tomar transporte, con valor de dos mil pesos, que tiene como destino el sector de Limoncitos o el peaje Naranjal; desde allí, se toma un colectivo hasta Cáqueza por un valor de cinco mil pesos. Posteriormente, por un valor de nueve mil pesos se puede llegar hasta la capital del país, dejando un total de inversión en todos estos transportes de 45 mil pesos y una duración cercana a las 4 horas.

Riesgos

El gobierno Nacional no habilitó esta vía como alternativa de viaje, por el alto riesgo. Se han presentado accidentes y todo esto sucede bajo la responsabilidad de quien se arriesga a viajar por allí.

Muchos viajeros aseguraron que pese a esto, es mayor la ganancia de tiempo, que aunque se escuchan historias de quienes viajan a pie y cruzan esto a como dé lugar, esta ruta descrita en la nota, les dio resultado mientras se mantuvo el cierre preventivo sin opción de transitar por la zona oficial del km 58.