María Fernanda Guerrero

Periodista 

 

Entre el canto de las aves y el sonido del agua, los llaneros y turistas podrán disfrutar de un ambiente 100% natural en medio de la ciudad

La empresa Almaviva, la cual ha funcionado desde hace varios años en Villavicencio como una almacenadora de granos, entregó 21 hectáreas al municipio, de las 30 que le pertenecen, con el fin de disponer de un espacio natural para toda la población.

El alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa explicó a Llano7días que, la entrega de las escrituras del predio, es un logro más en su administración, por lo tanto durante los 81 días que quedan para terminar su periodo van a realizar el encerramiento del predio, quedando a disposición para continuar con el proyecto. Asimismo, expresó que “es una alianza seria, de confianza con Almaviva”.

La idea de este proyecto es que los llaneros puedan realizar diferentes actividades como correr, caminar, trotar por los senderos, montar en bicicleta, hacer un picnic, tomar fotografías, contemplar el avistamiento de aves, entre otras. “Son escenarios de contemplación, de disfrute, de recreación pasiva en medio de la naturaleza, en medio de 21 hectáreas de pulmón de las que pueda respirar la ciudad”, subrayó Barbosa.

Por su parte, el secretario de Turismo, Lucas Orozco expresó a Llano7días que “vamos a ser la tercer ciudad con uno de los parques más grandes de Colombia, el noveno a nivel nacional (…) Es una actividad adicional para los turistas ya ahora que la vía estará abierta para este fin de semana”.

El alcalde informó que ya se tiene un anteproyecto con Almaviva, el cual establece el desarrollo de unas obras de adecuación como la construcción de ciclorutas, pista de trote de 3,2 kilómetros, andenes, las cuales con la menor utilización de cemento posible y que «no rompan el equilibrio del ecosistema», indicó. “Necesitamos hacer inversiones pero sobretodo respetar el medio ambiente, necesitamos adelantar el cerramiento pero sobretodo culturizar”, aseguró el mandatario.

El cuidado ambiental será una labor conjunta entre la Secretaría de Medio Ambiente y Turismo con la comunidad en general.
De otro lado, el presidente de Almaviva, Jaime Rodríguez, reiteró que en el mes de noviembre se hará el cerramiento del parque, el cual permitirá no solo proteger el área, sino también brindarles mayor seguridad a los visitantes. Cuando finalicen estas obras, el parque se pondrá a disposición del público, bajo la responsabilidad de la próxima administración municipal.

Durante varios años, esta zona ha acogido a múltiples especies de fauna y flora de la región. También se destaca por poseer un afluente, en el que cae una cascada y a donde llegan diversas aves a refrescarse. En el lugar también se puede observar el paso de familias de chigüiros y la presencia de serpientes, según detalló Rodríguez. “Hay todo tipo de fauna y de flora, somos testigos incluso que en las noches salen familias de chigüiros a recorrer todo este terreno. Habrá de todo tipo de cuidados, porque incluso hay serpientes, animales que pueden ser peligrosos para la comunidad”, señaló. Cabe aclarar que, la empresa Almaviva, seguirá operando de manera normal y continuará “siendo el testigo y protector del parque”, según informó el presidente.