María Fernanda Guerrero 

Periodista

 

A partir del 14 de octubre, los migrantes venezolanos podrán obtener la tarjeta única de vacunación regional, con la cual podrán mejorar sus condiciones de salud y prevenir la propagación de enfermedades

A raíz de la onda migratoria que llegó al país, producto de la crisis en Venezuela, el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) creó una ruta de atención al migrante para que las diferentes regiones del país conocieran como manejar la llegada de venezolanos al país.

Para la Secretaría de Gobierno municipal, los venezolanos llegan de dos formas, de manera regular o irregular. En el primer caso, son las personas que tienen el permiso especial de permanencia definido, lo cual les permite tener el derecho al trabajo, a la salud, a la educación, a cotizar salud y pensión. Sin embargo, las personas que llegan de manera irregular “no tienen ninguna ventaja”, señaló la entidad, aunque sí se han generado políticas para la atención especial.

En Villavicencio, se estima que hay cerca de 2.000 venezolanos registrados (de los regulares), según el Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos realizado el año pasado. No obstante, Llanovencol establece que en total son 13.600 mil personas en Villavicencio registradas hasta marzo de este año. “Villavicencio no es una ciudad de paso para los migrantes venezolanos, es una ciudad de permanencia”, indicó la directora de Llanovencol, Alexandra de Rivas.

Algunos venezolanos se asentaron en ‘cambuches’ y carpas improvisadas cerca de cuatro puntos, de la Terminal de Transporte de Villavicencio, del CAI de la vía Catama, Caño Maizaro y cerca del conjunto Portal del Llano. Según la Secretaría, “ya no hay asentamientos en Villavicencio”, pues en junio de este año se llevó a cabo la recuperación del espacio público, en el que 215 personas regresaron a Venezuela y el resto se reubicaron en habitaciones arrendadas o se dispersaron por toda la ciudad.
Entretanto, la falta de recursos impide atender a todos los migrantes.

Debido a la crisis migratoria, el Ministerio de Salud, junto con otras 11 delegaciones de países de América, aprobaron la tarjeta única de vacunación regional para los migrantes venezolanos, con el fin de que cada individuo o familia de esa región puedan tener un esquema completo de vacunación durante su estadía en diferentes territorios.

“La tarjeta para los migrantes fue aprobada por unanimidad, va a acompañar a los migrantes desde mediados de octubre y va a tener el apoyo de agencias internacionales para su impresión y difusión, además de la capacitación sobre su diligenciamiento”, indicó el ministro de Salud, Juan Pablo Uribe.

El anuncio se dio durante la tercera Conferencia Regional de Ministros de Salud, realizada el martes en Cúcuta, Norte de Santander.
De igual forma, Uribe señaló que la tarjeta hace parte de una estrategia que permita a los 11 países a “ser más efectivos en la respuesta a esta crisis migratoria”.

Según la Secretaría de Salud del Meta, “se tiene especial cuidado a los venezolanos, porque en estos momentos no tienen abastecimiento de vacuna. Llegan con los carnets demasiado atrasados».

Colombia tiene el esquema de vacunación más completo de toda América, según la Secretaría y en el departamento “lo que se hace es empezar a completar esquemas”, agregó. Empero, la directora de Llanovencol aseguró que no hay vacunación gratuita para los adultos migrantes, solo para los niños que tengan menos de 5 años.

Al departamento aún no han llegado las indicaciones de cómo instalar la tarjeta de vacunación para los venezolanos, aún se espera la información de MinSalud.

La Conferencia tocó otros temas como la malaria, la cual “está llegando con mayores complicaciones desde Venezuela”, señaló el Ministro. Asimismo, la hipertensión, diabetes, VIH Sida, salud mental y enfermedades crónicas no transmisibles.