Camilo Zuluaga Vargas
Periodista

En el marco de la conmemoración de la no violencia contra la mujer, cinco mujeres de la tercera edad contaron sus historias de vida

Al calor de una taza de café, cinco mujeres de la tercera edad, habitantes de Villavicencio, se atrevieron a contar como fue su experiencia relacionada con el maltrato físico y psicológico durante su juventud y su vida matrimonial. “Antiguamente el maltrato era aceptado hasta por la misma familia, ahora las cosas han cambiado mucho, tenemos quien nos apoye y nos brinde ayuda, asesoría, en mi época si uno le decía a la mamá que el marido le había pegado, ella contestaba que seguro era por algo, entonces tocaba aguantarse.

«Ahora no”, así lo señaló la señora Ana Isabel Velásquez, de aproximadamente 75 años de edad, mientras que las otras mujeres que estaban a su alrededor asentían con la cabeza.

Y es que este conversatorio organizado por la Secretaría de la Mujer de Villavicencio busca comparar las violencias contra las mujeres de hoy en día con años atrás Así lo dio a conocer Leila Rosa Peña, cabeza de este despacho, quien aseguró que si bien este tema a hoy ha cambiado mucho, la deuda con las mujeres es histórica y se debe seguir trabajando desde todos los sectores de la sociedad para reducir este flagelo.

“Cuando éramos jóvenes había mucho machismo, el hombre era el que tomaba las decisiones, a uno le tocaba quedarse callada, aguantar lo que hacían nuestros esposos, además no tuvimos el apoyo de las instituciones, como están hoy en día” así lo narró Adelia Velásquez, quien tiene 99 años edad. Aunque hoy en día esta problemática se ha evidenciado de manera alarmante por el aumento en las denuncias, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada tres mujeres en el mundo han sufrido violencia física o sexual por parte de su pareja sentimental o han sido víctimas de violencia sexual por terceros en algún momento de su vida. Según datos de la Secretaría de la Mujer de Villavicencio, en esta ciudad se han reducido los feminicidios en un 50 por ciento, mientras que en el 2017 a septiembre se habían reportado 8 casos, este año se han reportado solamente 4 y la intención es dejar la cifra en cero.

La mayoría de estos casos de violencia sexual o psicológica es infligida por la pareja. Casi un tercio de las mujeres a nivel mundial que han tenido una relación de pareja refieren haber sufrido alguna forma de violencia física o sexual por parte de su pareja en algún momento de su vida. Un 38 por ciento de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja masculina.

Escuchar a las abuelas que en su mayoría fueron víctimas de algún tipo de violencia durante su vida de pareja, evidencia que aunque el maltrato es similar, el empoderamiento de las mujeres, la preparación académica y el apoyo de las instituciones ha generado que este flagelo cada vez sea más repudiado.

Además, las leyes castigan más severamente a un hombre o alguna persona que maltrate física, psicológica o sexualmente a una mujer. “El hombre que golpea a una mujer no tiene temor de Dios, ni respeta a su madre, porque todos nacemos del seno de una mujer”, puntualizó Adelia Velásquez, de 99 años de edad.

Lo último